ICP e IGA, partes importantes de un cuadro eléctrico

Un profesional electricista o cuadrista eléctrico es un especialista en esta clase de dispositivos que toda vivienda, establecimiento comercial, oficina, empresa, etc., debe contar con él. En este artículo queremos hablar de dos partes muy importantes de este elemento, el ICP y el IGA.

¿Qué son y para qué sirven estas dos partes?

Comencemos por el ICP o Interruptor de Control de Potencia. En este caso se coloca en la primera posición dentro del cuadro eléctrico antes del Interruptor IGA. La función que tiene el ICP es la de cortar el suministro eléctrico cuando se demanda más potencia de la que se tiene contratada o en caso de que se produzca una sobrecarga o cortocircuito, para poder evitar daños en la instalación.

En algunos casos, el ICP está separado del resto de interruptores de un cuadro eléctrico, el cual cuenta con su propia tapa, sobre todo si es un cuadro antiguo. Esto es para que no sea manipulado, cambiado o puenteado. En los nuevos contadores, el ICP ya va integrado en el propio cuadro, por lo que no se necesitan medidas contra su manipulación.

Por su parte, el IGA o Interruptor General Automático es otro de los elementos más importantes de un cuadro eléctrico. Es un elemento que únicamente está presente en los cuadros de nueva instalación. Su función es la de cortar la electricidad de todo el inmueble en caso de que se produzca un pico de potencia o un cortocircuito. Es el encargado de que no se supere el máximo que aporta la instalación.